EL PECADO DEL CHISME.

TEXTO: NUMERO.12:1-3. INTRODUCCIÒN: A. El chisme- La etimología de la palabra chisme viene de “eisma” es corte, rotura o división. Entonces significo mentira, embuste, lo que entendemos por chismear. B. La palabra de Dios nos prohíbe chismear divulgar rumores no confirmados. Pero lamentablemente eso se da en muchos cristianos y más entre predicadores por envidia rivalidad y no se dan cuenta que pecan contra Dios y hacen daño a la obra del Señor. C. Aarón y su hermana murmuraron contra Moisés a espalda de El, ellos pensaban que nadie los oía, pero Dios si los oyó. Num.12:4-5. Así también pasa con nosotros pensamos que por que el hermano no está presente no hay ningún problema hablar de Él y ponerle mal, pero Dios si nos está oyendo y a El vamos a dar cuenta. D. No andemos esparciendo rumores o cuentos para destruir o poner mal a algún hermano o persona seamos sabio para hablar por que por toda palabra vamos a dar cuenta. Mat.12:36-37. Si vamos a hablar que sea palabras de edificación. Ef.4:29. Col.4:6. El chisme o cuento no ayuda en nada y nos metemos en problema con Dios porque pecamos contra Él. I. ¿QUE ES EL CHISME? A. Primero vamos a ver que es el chisme, como decíamos el chisme es mentira es propagar rumores que no han sido confirmados o verificados. Es hablar sin saber y cuando hablamos así demostramos inmadurez. B. El cuchicheo de María y Aarón es cosas muy común hoy y más entres los cristianos y predicadores. Num.12:2. Posiblemente Aarón quiso ser el jefe y María la profetiza y por eso comenzaron a murmurar de su hermano Moisés. ¿Cuán poco ha cambiado esto? C. A muchos les gusta el chisme para ganar amigos o confianza según ellos, pero lo que ganan es desprestigio y una mala reputación. D. La reputación de los hijos de Dios debe ser para nosotros preciosa, y por eso nos deberíamos de andar hablando o chismeando de nadie, no deberíamos de ayudar al diablo y deshonrando a la iglesia y a nuestro Señor. E. Dios no anda chismeando ni hablando mal de nadie. Num.12:8. Dios hablo cara a cara con Moisés y no en dichos oscuros, pero nosotros muchos veces hacemos lo contrario hablamos a espalda de los hermanos chismeando y poniéndoles en mal. F. Pablo hablo cara a cara con Pedro. Gal.2:11-14. Pablo no hablo a espalda de Pedro lo hizo de frente para no dar oportunidad al diablo y caer en el pecado de la murmuración y el chisme. G. Hermanos no hablemos a oscuras hablemos de frente con valor y amor, pero cuando no lo hacemos asi estamos ayudando a Satanás en su trabajo. II. CONSECUENCIAS DEL CHISME. A. Hay un triple daño, el que lo cuenta, el que lo oye, y a quien se refiere. María y Aarón hablaron según ellos muy bajitos, pero los oyó Dios y los llamo a cuenta. Num.12:9. Dios se enojó la ira de Dios se encendió y vino sobre María quien se volvió leprosa. Num.12:10. B. Hermanos la consecuencias del chisme son graves igual que cualquier otro pecado que nos puede llevar a perder la vida eterna. Ningún mentiroso entrara en el reino del cielo. Apoc.21:8. Ningún chismoso entrada al cielo. C. Dios nos va a llamar a cuenta por todo lo que hallamos hecho. II Cor.5:10. y allí van a salir también si nosotros hemos chismeado o nos hemos prestado al chisme, murmurando contra alguien. D. Las consecuencias para nosotros no va ser la lepra como María, sino perdernos eternamente, ¿Hermanos que ganamos con el chisme? ¿Qué beneficio sacamos con el chisme? ¿Le gustaría a usted que hablen mal de usted? Si no le gusta tampoco usted hable mal de los demás. E. El chisme nos va a llevar a la condenación eterna con el padre del chisme la calumnia como es el diablo. Quitemos todo chisme de nosotros y a quien nos venga a contar algún chisme no le prestemos oído. Más bien exhortémosles para que se arrepienta de ese pecado. III- DIOS PROHIBE EL CHISME. A. Dios es Dios santo limpio puro y Él nunca le ha agradado que sus hijos levanten chisme o murmuración sobre otros. Por eso la ira del Él se encendió sobre María así se enciende la ira de Dios cuando andamos en chisme. B. Dios prohibió el chisme. Lev.19:16. Él no quería que nadie anduviera calumniando entre su pueblo. La calumnia es una abominación a Dios. Prov.6:16. C. Por eso no debemos murmurar los unos de los otros. Sant.4:11. Debemos de hacer todo sin murmuración. Fil.2:14. D. Por eso no debemos propagar falsos rumores de nada ni de nadie. Ex.23:1. Seamos íntegros en el habla para no manchar ni ensuciar a nadie con nuestro chisme o rumor. E. Muchos son los que han caído en este pecado. ¿Por eso quien morara en su tabernáculo? El que no calumnia. Sal.15:3. Pero muchos son como el salmista dice en Sal.50:20. Así como lo hacían contra Job. Job.19:18. Todos se levantan para hablar contra Él. Muchos son los que andan calumniando. Jer.6:28. Todo el que esparce calumnia es un necio. Prov.1018. F. Hermanos nos provoquemos a ira a Dios con la calumnia el chisme que a Dios no le agrada y daremos cuanta a El de este pecado. IV. ¿COMO LIBRARNOS DEL CHISME? A. ¿Hermanos cómo podemos librarnos del pecado del chisme? Escuchar al chismoso con agrado o tolerancia, lleva su culpa también. B. Nos libramos del chisme cuando amamos al prójimo. Mat.22:39. Cuando realmente amemos al prójimo vamos a librarnos del chisme, porque nadie va a hablar de la persona que realmente ama de verdad, si usted ama a su prójimo no va a hablar mal de Él, pero si no le ama va a hablar muy mal de Él y va caer en el pecado del chisme. C. Debemos de detener al chismoso. Dice Salomón. “Donde no hay chismoso, cesa la contienda”. Prov.26:20. Ya que el chismoso separa a los mejores amigos. Prov.16:28. D. Toda amonestación debe ser con amor y en la cara de frente, no ha espalda, esto es honradez fraternal y tiene la aprobación de Dios. E. No prestemos atención al chismoso para no caer en este pecado imitemos a Dios que no anduvo en rumores oscuros. CONCLUSIÒN: A. Hermanos evitemos el pecado del chisme porque si no daremos cuenta a Dios en el día final y no vamos a salir aprobado delante de Él. B. A Dios no le agrada el chisme la calumnia de nada ni de nadie enfrentemos los problemas de frente hablemos de frente y no a espalda eso es cobardía y desagrada a Dios. C. No prestemos oído al chisme exhortemos a quien lo haga o llegue a nuestras casas con cualquier chisme para que se corrija el error. D. Seamos sabio en nuestro hablar hablemos solo palabras que sean para edificación de los oyentes. No palabras vanas que no son de provecho para nadie. MARIO JAVIER MORENO CHÀVEZ. MANAGUA- NICARAGUA.

Comentarios

linnis blanco ha dicho que…
es bueno, completo y edifica!!Dios te de mas sabiduría.
Manuel Flores ha dicho que…
bueno eso es muy cierto hay veces que hay que callar para no poner en mal a otras personas hay que usar palabra constructivas y no dejarse llevar por los impulsos del corazon o porque alguien que quieres pues hace algo normal

Entradas populares de este blog

LOS SIETE PECADOS ABOMINABLES

LA ENFERMEDAD DEL YOISMO, YO, YO, YO Y SIEMPRE YO.

¿QUIENES ENTRARAN AL REINO DE LOS CIELOS?