Poodwaddle 2010 Word Clock

miércoles, 20 de julio de 2011

¡FELIZ DÍA AMIGO...! Una Reflexión...


Un amigo ama en todo tiempo
“En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia”.
Prov. 17:17
.

Es muy fácil ser amigos cuando todo va bien, cuántas veces hemos visto, que la gente se nos acerca cuando somos populares, cuando económicamente andamos bien, cuando tenemos algo de lo cual ellos pueden sacar provecho. Lamentablemente, esto sucede en todos lados, cuantas veces sucede que hay personas que van a la iglesia siempre, y cuando faltan nadie se da cuenta, o si se dan cuenta, no les importa lo suficiente como para hacerle una llamada telefónica, para preguntarle por qué faltó, quizás esa persona estaba enferma, o pasando por algún problema pero nadie se enteró, ni siquiera sus “amigos”.

Un amigo verdadero, es aquel que en TODO TIEMPO te ama, sin importar si ahora sos pobre, si te mandaste alguna macana, si perdiste todos los exámenes, o si hiciste el ridículo alguna vez. Un amigo verdadero, te ama a pesar de que muchas veces no está de acuerdo con vos, a pesar de que tomes decisiones que él no comparte, él te sigue amando, aunque todos los demás hablen mal de ti y se burlen.

Un verdadero amigo se muestra amigo
“El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo..” Prov. 18:24.


En otras palabras, uno se da cuenta de su fidelidad como amigo, es algo que la gente lo nota porque lo demuestra, hay muchos amigos de teoría pero muchos pierden en la práctica. Cómo dice el dicho: “los potros se ven en la pista”. Así también los verdaderos amigos. Cuando están bajo presión, cuando todos se van y te dejan solo, tu amigo permanece contigo, cuando lo presionan para que cuente tus secretos él los guarda, cuando necesitas ayuda él está dispuesto, un amigo verdadero se muestra amigo en las buenas y en las malas.

Un verdadero amigo no tiene envidia ni celos

Cuando David fue ungido como rey, Jonatán no le tuvo celos o envidia, él por ser hijo de Saúl podría haber pensado: yo me merezco ser el rey. Podría haberse enojado con David por haber sido ungido y no él, pero en cambio Jonatán tuvo una actitud contraria a la que muchos de nosotros hubiéramos tenido, él se quitó su manto y otras ropas, hasta su espada, su arco y su talabarte (1Sam. 18:4) de esta forma él estaba mostrando su humildad. Le estaba diciendo que no había diferencia entre ellos.

Un verdadero amigo te protegerá del enemigo
Cuando Saúl, padre de Jonatán quería matar a David por tenerle celos, Jonatán no tuvo temor de ir contra su padre para salvar la vida de su amigo. Un verdadero amigo, te defenderá de tus enemigos, cuando vengan otros y hablen mal de vos, el no se va a quedar callado, te va a defender. Cuando él te vea en peligro va a acudir en tu ayuda para protegerte, cuando vea que estás a punto de tomar una mala decisión que te podría hacer daño, va a advertirte, sin importar lo que vos digas porque tu amigo te cuida. Cuando tu vida espiritual ande mal, él va a orar por vos, para que Dios te proteja y te ayude, un verdadero amigo quiere levantarte cuando caes.

Un verdadero amigo permanece a tu lado aun cuando todos te dejan.

Cuando murieron los esposos de Ruth y Orfa, hijos de Noemí, ella le dijo a sus dos nueras que se regresaran a sus tierras, con sus familias, esto era lo que cualquiera hubiera hecho, después de todo ya no tenían a sus esposos, y Noemí también había quedado viuda tiempo antes. Orfa se despidió de su suegra y de su cuñada y se volvió a su tierra, en cambio Ruth le rogó que le permitiese quedarse con ella. (Rut 1:16) Un verdadero amigo, no busca lo suyo, seguramente Rut pensó en su suegra que estaría sola ya siendo vieja, quizás también pensó en su esposo, que le hubiera dolido ver a su madre sola siendo vieja, y Rut pudiendo volverse a su tierra y disfrutar de lo que quedaba de su juventud, regresar a su familia, prefirió permanecer junto a Noemí, adaptarse a la nueva cultura, al nuevo idioma, nuevas creencias, por amor de su amiga y suegra. Hoy en día muchos usan a las personas como objetos descartables, mientras te necesitan están con vos, y luego te desechan. Un verdadero amigo, permanece siendo amigo aunque se vaya lejos, te tiene presente en su corazón, está pendiente de tu vida, se hace tiempo y se esfuerza por mantenerse en contacto porque te ama, y quiere saber de tu vida.

Un verdadero amigo te perdona
“El que cubre la falta busca amistad; más el que la divulga aparta al amigo”. Prov.17:9.


Un verdadero amigo, te sigue amando aun cuando le fallaste, te perdona y no divulga tus secretos, tus fallas, no va y les cuenta a otros lo malo que sos, cómo le fallaste. Si son verdaderos amigos, el cubrirá la falta, le dolerá en su corazón pero buscará restaurar la amistad. Ahora, si quieres apartar a un amigo de tu lado, entonces ve y divulga todo cuanto te cuente. Y verás como no se acerca más a ti. Por eso, es muy importante que aprendamos a guardar los secretos, a perdonar las faltas de nuestros amigos, porque todos fallamos y con el tiempo esos problemas pasarán, pero los verdaderos amigos, si los supimos cuidar, no pasarán.

Tu mejor amigo por excelencia
En la vida te vas a llevar miles de decepciones, te vas a dar cuenta que muchos de aquellos que pensabas que eran tus mejores amigos, en un momento dado, te dieron la espalda, te dejaron de lado, tacharon tu número de teléfono, te olvidaron y quizás pensas que ya no podes volver a confiar en nadie más. La realidad es que ni tu ni yo somos amigos perfectos, ninguno de nosotros podemos cumplir al pie de la letra todas estas características. Pero existe alguien que aunque tú no le ofrecieras tu amistad, él te la dio sin pedir nada a cambio. Él te conoce aunque quizás tú no le conozcas, conoce cada detalle de tu vida, está a tu lado y nunca te ha fallado aunque tú no le has prestado atención cómo él se lo merecía. Ese amigo se llama Jesús.

Él ha estado contigo en los momentos más difíciles, cuando llorabas él lloraba a tu lado, porque a pesar de que te merecías el sufrimiento, él no te quería ver sufrir, Él ha permanecido a tu lado siempre a pesar de que tú no has creído en El, aunque te has reído de sus palabras, Él quiere darte su amistad incondicional, él se quitó sus ropas de rey, y se hizo hombre para venir a morir por ti, para que tuvieras vida eterna. Porque Él quiere tener una amistad íntima contigo, pero tus faltas, nuestras faltas, nos separan de Él. Si quieres aceptar su amistad, tienes que empezar pidiéndole perdón por todas las veces que le fallaste, pecando, aun sabiendo muchas veces que lo que hacías estaba mal. Jesús te ofrece su amistad,

¿LA ACEPTAS?