Poodwaddle 2010 Word Clock

jueves, 16 de octubre de 2008

Una Reflexión al Levantarme...

“Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún”. Hebreos 6:10

Hoy necesito recordar que mi servicio para Dios es determinado por mi actitud acerca de Dios.

Mi actitud hacía lo que hago es determinante…porque recuerdo ahora que lo más importante para el Señor, no es cuantas cosas voy a hacer por buenas que parezcan….más cual es la motivación y actitud de mi corazón.

‘LAS PERSONAS VEN LAS ACCIONES , PERO DIOS VE TUS MOTIVOS' Yo puedo hacer muchas cosas hoy hasta terminar realmente exhausto, pero en lo profundo de mi ser podré escuchar la suave y quieta voz del Espíritu preguntándome…Que te movió hoy a hacer todo esto?

La Palabra de hoy dice:
Primero: Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y trabajo de amor. Sí, Dios no olvidará lo que pueda hacer este día, si la motivación ha sido el Amor. Amor hacía él y amor hacia la gente que me rodea. El amor es una fuerza poderosa que nada ni nadie podrá detener.
Segundo dice: Trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre. Oh, la verdadera y pura motivación no es solamente hacer el trabajo con amor, sino hacia su nombre. Pablo dijo: “Todo lo que hagáis hacedlo como para el Señor”. Este es un buen secreto para todo lo que tengo en mi agenda hoy.

Tercero: Habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún. Otra buena razón para sanar mi actitud en lo que hago, hacerlo para los demás y continuar haciéndolo.

Primero, con amor…segundo, hacia el nombre de Dios y tercero, hacia los que me rodean, los cuales son amados. No quiero caer hoy en el activismo que es movido solamente a hacer las cosas por deber , pero no por amor…..Hacer las cosas por amor a mi nombre y no por amor a Su nombre y por ultimo hacerlo sirviéndome a mi mismo y no sirviendo a los demás. Si mantengo esta perspectiva, la gran satisfacción que la Palabra de Dios me da hoy es que:

DIOS NO SE OLVIDARA DE LO QUE HAGO. Los demás podrán olvidarse, pero Dios no se olvida. Que satisfacción siento al saber que seré recordado por él.

Señor: Gracias por la gran oportunidad que tengo de hacer las cosas hoy con amor. No, no quiero hacer las cosas por deber, sino por amor...y hacerlas por amor a tu nombre. De nada me sirve hacer muchas cosas a amor a mi nombre o esperando que mi nombre sea reconocido…pero es tu nombre lo más importante y finalmente quiero hacer las cosas sirviendo a los demás… No quiero buscar que los demás me sirvan cuando yo puedo servirles a ellos.
Amén

Gozo Gracia y Paz.

Colaboración: Ruth Sacaba de San Luis

miércoles, 8 de octubre de 2008

DIA DE AYUNO Y ORACION

¿QUÉ ES AYUNAR?

Ayunar es una disciplina espiritual que se enseña en la Biblia. Jesús esperaba que sus seguidores ayunaran y El dijo que Dios recompensa el ayuno. Ayunar, de acuerdo a la Biblia, significa voluntariamente reducir o eliminar ingerir alimento por un tiempo, así mismo es un tiempo total con el Señor en oración y con propósito específico.

Clases de ayuno:

· Un Ayuno Normal –significa abstenerse de toda clase de alimento y dedicar el tiempo para el Señor.

· Un Ayuno Parcial –significa ciertos alimentos (jugos, agua) y tiempos específicos.

Cuando ayunen, no pongan una cara triste como los hipócritas. Hacen que sus rostros se vean tristes para que la gente vea que están ayunando. Les digo la verdad, esos hipócritas ya tienen su recompensa. Así que cuando ayunen, péinense y lávense la cara. Entonces la gente no sabrá que están ayunando, pero vuestro Padre, a quien ustedes no pueden ver, les verá a ustedes. Vuestro Padre ve lo que es hecho en secreto, y él les recompensará. Mateo 6:16-18

¿POR QUÉ AYUNAR?

Hay muy buenas razones, e inclusive beneficios para la salud, al ayunar. Sin embargo, nuestro DÍA DE AYUNO es por tres razones principales:

1. El ayuno le da más tiempo para orar. Usted puede usar el tiempo que normalmente gastaría comiendo como un tiempo de oración para lo que Dios desea hacer entre nosotros. En la Biblia, está siempre conectado con la oración.

Mientras estaban adorando al Señor y ayunando, el Espíritu Santo dijo, "Apártenme a Bernabé y a Saulo para la obra a la cual Yo les he llamado." Luego que hubieron ayunado y orado, pusieron sus manos sobre ellos y los enviaron. Hechos 13:2-3

2. El ayuno demuestra su profundo deseo cuando hay un tiempo de oración por algo. Demuestra un verdadero acercamiento con Dios que es lo suficientemente serio con respecto a su petición como para pagar un precio. Dios honra ese profundo deseo y orar en fe.

Declaren ayuno santo; convoquen una santa asamblea. Convoquen a los ancianos y a todo el que vive en la tierra a la casa del Señor su Dios, y clamen al Señor. Joel 1:14

3. Ayunar desencadena el poder sobrenatural de Dios. Es una herramienta que podemos usar cuando hay oposición por la voluntad de Dios. Satanás no le gustaría algo mejor que causar división, desánimo, derrota, depresión, y duda entre nosotros. ¡La oración unida al ayuno siempre ha sido usada por Dios para enviar un ataque definitivo al enemigo!

Ayunamos y oramos a Dios por esto, y El respondió a nuestra oración. Esdras 8:23

Dios dice, “¿No es este el tipo de ayuno que he escogido: para soltar las cadenas de injusticia y desatar las cuerdas del yugo, para liberar al oprimido y romper todo yugo? Isaías 58:6

LA IMPORTANCIA DEL AYUNO

A menudo en la Biblia, el pueblo de Dios ayunó antes de una gran victoria, milagro, o respuesta a la oración. ¡Los preparaba para una bendición!

· Moisés ayunó antes de recibir los Diez Mandamientos.

Moisés estuvo allí con el Señor cuarenta días y cuarenta noches sin comer pan ni beber agua. Y él escribió sobre las tablas el mandato – los Diez Mandamientos. Éxodo 34:28

· Los Israelitas ayunaron antes de una milagrosa victoria.

Algunos hombres vinieron y dijeron a Josafat, "Un gran ejército viene contra nosotros de Edom, del otro lado del mar. Ya está en Jazezón Tamar" (que es, Engadi). Alarmado, Josafat resolvió preguntar al Señor, y proclamó ayuno en todo Judá. 2 Crónicas 20:2-3

· Daniel oró para recibir la dirección de Dios.

Así que me volví al Señor Dios y hablé con él en oración y ruego, en ayuno, y ropa andrajosa y cenizas. Daniel 9:3

Cuando todavía estaba orando, Gabriel, el hombre que había visto en la visión anterior, vino a mí en raudo vuelo cerca de la hora del sacrificio vespertino. Me dio instrucciones y me dijo, "Daniel, he venido hoy para darte sabiduría y entendimiento.” Daniel 9:21-22

· Nehemías ayunó antes de iniciar un gran proyecto de construcción.

Cuando escuché estas cosas, me senté y lloré. Por algunos días hice duelo y ayuné y oré ante el Dios del cielo. Nehemías 1:4

· Jesús ayunó durante Su victoria sobre la tentación.

Por cuarenta días y cuarenta noches en el desierto él fue tentado por el diablo. No comió nada durante esos días, y cuando el tiempo se cumplió, él tuvo hambre. Lucas 4:2

· Los primeros cristianos ayunaron durante los tiempos de toma de decisiones.

Mientras estaban adorando al Señor y ayunando, el Espíritu Santo dijo, "Apártenme a Bernabé y a Saulo para la obra a la cual los he llamado."Luego que hubieron orado y ayunado, pusieron sus manos sobre ellos y los enviaron. Hechos13:23

Recordemos que ayunar no es un sacrificio, no es ganarse una respuesta a la oración, Dios no puede ser chantajeado por nuestro esfuerzo. El ayuno nos prepara para la respuesta de Dios.

Dios responderá a nuestras oraciones por su gracia y mirando nuestros corazones.

Colaboracion de: Jenny Jimenez de Perú

domingo, 5 de octubre de 2008

DESCUBRIMIENTOS...

Descubren restos de la muralla que cercaba Jerusalén en tiempos de Jesús

Según los arqueólogos, este descubrimiento "permite hacernos una idea más clara de lo que era Jerusalén en aquella época, que fue la de su mayor esplendor".

Arqueólogos israelíes descubrieron en el Monte Sión restos de la parte sur de la muralla que cercaba Jerusalén en el siglo I a.C., que arrojan luz sobre la ciudad por la que caminaron personajes como Jesucristo y Herodes.

Tras un año y medio de excavaciones, la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) presentó hoy en una conferencia de prensa los resultados de un proyecto que puso al descubierto partes de la muralla que rodeaba la Ciudad Santa durante la época del Segundo Templo (518 a.C. al 70 d.C.).

Según explicó el director de la excavación, Yehiel Zelinger, este descubrimiento "permite hacernos una idea más clara de lo que era Jerusalén en aquella época, que fue la de su mayor esplendor".

"Sabíamos que existían los restos de la muralla y por dónde pasaban, pero nunca la habíamos visto y ahora estarán a la vista de todo el mundo", añade, y puntualiza que el muro tiene una altura de más de tres metros.

Sobre esa muralla de la época del Segundo Templo apareció otro muro del periodo bizantino (324640 d.C.).

"El hecho de que haya dos murallas de distintas épocas una sobre la otra nos hace pensar que siguen una línea topográfica para proteger el centro de la ciudad", explica Zelinger, para quien este dato "ofrece esperanzas de que encontremos también restos de la muralla en la época del Primer Templo (el Templo de Salomón, destruido en el 586 a.C.)".

Los restos de la parte sur de la muralla de la Ciudad Santa ya fueron excavados hace cerca de 120 años por el arqueólogo británico Frederick Jones Bliss, que puso al descubierto los muros a través de túneles que con el paso del tiempo se habían vuelto a llenar de tierra.

A través de un estudio de referencias cruzadas entre los mapas de la excavación británica y planos actuales de la ciudad, los arqueólogos del IAA determinaron dónde estaban los túneles y volvieron a excavar la zona, en la que encontraron restos de aquella primera exploración, como un zapato y trozos de botellas de cerveza y vino de hace más de un siglo.

sábado, 4 de octubre de 2008

El Significado de los Anillos

Llegamos a un momento muy especial de la boda, el intercambio de las alianzas.

Los anillos, son el símbolo por excelencia del matrimonio, decían en el antiguo Egipto que el intercambio de anillos revestía todo un significado místico por el que el alma de los esposos quedaba vinculada a su cónyuge.

Los griegos adoptaron las costumbres de los egipcios, con respecto al anillo, pero además pensaban que en el dedo anular existía una vena que llegaba directamente al corazón, a la que llamaron “vena del amor”, por lo que pensaron que era el lugar ideal para colocar el anillo matrimonial.

La forma circular del anillo representa el infinito, una forma sin principio ni fin, como el amor.

Cuando los novios se intercambian los anillos, decimos:

“… Lo que Dios junto, no lo separe el hombre” (Mat. 19:6)

Al dar los novios consentimiento al unirse en Santo Matrimonio, dan testimonio delante de Dios y ante todos los presentes, como testigos, que se prometen mutua fidelidad al darse y recibir el anillo nupcial, el ministro eclesial los declara marido y mujer, en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen.

La bendición :

“Dios el Padre, Dios el Hijo, Dios el Espíritu Santo, os bendiga, preserve y guarde. Que el Señor os guié favorablemente y con su misericordia; que os llene de bendiciones espirituales y de gracia; que podáis vivir unidos en esta vida, y tengáis la vida eterna en el mundo por venir. Amen”

JCA 10/12/05 - Agapao

miércoles, 1 de octubre de 2008

¡NO LE ECHES LA CULPA A LA LECHUGA!

Una noche, varios estudiantes esparcieron queso Limburgo sobre el labio superior de un compañero de cuarto mientras éste dormía.

Al despertarse, el joven sintió el mal olor y exclamó: “¡Esta habitación huele mal!”

Se asomó al pasillo y dijo: “¡El pasillo huele mal!”

Saliendo del dormitorio dijo: “¡El mundo entero huele mal!”

¿Cuánto tiempo crees que tardó en darse cuenta de que el problema estaba debajo de su nariz?

Es fácil, y hasta nos resulta natural, encontrar defectos en el mundo que nos rodea, y seguir ciegos a la manera en que contribuimos al problema. ¿Seremos nosotros el problema?

Cuando plantamos lechuga y no crece bien, no le echamos la culpa a la lechuga, sino que buscamos las razones por las cuales no está creciendo bien. Tal vez necesite fertilizante, o más agua, o menos sol.

En el huerto de nuestras relaciones interpersonales, nuestro trabajo como jardineros es buscar el clima más propicio y nutrir el suelo. Debemos quitar la maleza del negativismo y la autojustificación para proteger las tiernas plantas del calor de los celos y de los fuertes vientos de la ira. Cuando aplicamos el amor de Dios y su cuidado en el trato con las personas, ciertamente nuestras relaciones crecerán y florecerán.
"Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor". 1 Corintios 3:8