Poodwaddle 2010 Word Clock

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Si, se puede…

Esta es una frase que se escuchó mucho en las recién finalizadas elecciones de los Estados Unidos: “Yes, we can”, sin embargo esto no es un artículo político, es la continuación del articulo anterior: Bailando por un Sueño. Al escribir “SI, SE PUEDE” lo hago mayormente contestando a las personas que escribieron y preguntan que si es posible salir a bailar por un sueño.

Muchos no lo creen, es común escuchar los siguientes juicios o pensamientos:
- Soy un fracaso, todo lo que hago no sirve.
- No le importo a nadie.
- Mi situación no me lo permite. (Puede ser física o financiera)
- En mi familia nunca nadie alcanzó un sueño.
- Si mi trabajo fuera otro.

Cada uno de estos pensamientos lo que han hecho es alejarte de tus sueños, y lo que necesitas es creer que si se puede. Tú puedes obtener resultados extraordinarios con la bendición de Dios.

La Biblia enseña: “Ahora, pues, permanecen estas tres virtudes: la fe, la esperanza y el amor. Pero la más excelente de ellas es el amor.” 1 Corintios 13:13 (NVI)

Las dos primeras virtudes son esenciales para poder alcanzar los sueños. La fe te habla del presente y mas que eso la fe te anima a poner tu confianza en Dios, necesitas confiar en Dios para todas las cosas, él te diseñó, él te formó y él te conoce, recuerda que sin fe es imposible agradar a Dios. La esperanza te invita a soñar, tiene que ver con el futuro, Dios es el dador de sueños, él los deposita en nuestros corazones y coloca talentos en nosotros para que alcancemos nuestros sueños.

“Si, se puede”. Son tres palabras que demuestran pasión, entrega y compromiso. Son tres palabras que cada persona necesita para salir de la adversidad, de las malas rachas, para vencer cualquier circunstancia que se le presente. Para conducir un negocio, organización, comunidad y nación. Para salvar una relación, una familia o matrimonio. “Si, se puede” es una palabra poderosa que cambia vidas.

“Si, se puede” tiene que ver con la fe, la esperanza y el amor. “Sí” significa optimismo, la esperanza y la posibilidad. El optimismo te va a permitir vencer la adversidad, la reacción negativa y desafíos.

“Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes”. Khalil Gibran

“Se puede” es el combustible que te lleva a que tus sueños sean posibles, te lleva a salirte de la resignación o conformismo, te lleva a un compromiso de crear con tus palabras resultados extraordinarios. “Se puede” es lo que hace la diferencia en nuestras vidas.

“Si sigues diciendo que no se puede, vas a obtener siempre el mismo resultado”. Tu puedes cambiar tu vocabulario y proclamar: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. Filipenses 4:13.

Amigo, “Si, se puede” salir a bailar por un sueño. Para bailar ese sueño tú necesitas descubrir tu misión y desarrollar tus talentos. Te invito a que te hagas algunas preguntas:

1. ¿Qué cosas disfrutas hacer?
2. ¿Tienes reacciones espontáneas de alegría y gozo al realizar las cosas que te gustan?
3. ¿Lo aprendes fácil?
4. ¿Te sientes satisfecho cuando lo realizas?
5. ¿Cuáles son tus fortalezas? En una oportunidad, la Madre Teresa de Calcuta pidiendo consejo a su director espiritual le pregunta. -¿Cómo puedo saber que Dios me llama y para que?- Él le contestó: -Lo sabrás por tu felicidad interior. Si te sientes feliz por la idea de que Dios te llama para que le sirvas a Él y a tu prójimo, ello será la prueba de tu vocación. La profunda alegría del corazón es como una especie de brújula que indica la senda a tomar en la vida. Uno tiene que seguirla, incluso cuando esa brújula lo conduce por un camino sembrado de dificultades.

Lo que la Madre Teresa hizo fue aprovechar sus talentos y los fortaleció, por ello tuvo éxito en su misión. El destacado cantante Luciano Pavarotti, tenía el talento de una extraordinaria voz, pero trabaja en ella 10 horas al día. El talento por si solo no da el éxito. El talento es un tesoro que tienes que pulir y hacer brillar, cuantas voces buenas hay en el mundo, tal ves millones pero el mundo no lo sabrá, ya que solo unos cuantos han trabajado en sus talentos y en su voz.

“Si, se puede”, deja de ver tus debilidades y comienza a ver tus fortalezas. Si quieres alcanzar tus sueños necesitas desarrollar tus talentos y descubrir todo el potencial que hay en ti.

Hay una historia que a mi me gusta mucho, es un clásico para mi. La historia cuenta sobre un huevo de Águila que cayó de su nido y fue a parar a un gallinero. Una gallina al ver al huevo abandonado se decidió a empollarlo y a los días nació un polluelo. Este polluelo era bastante más grande que sus hermanos, mucho más grande y era objeto de burla de todos por eso. Sus patas eran demasiado grandes para escarbar la tierra y su pico demasiado grande para cazar insectos. Esto lo hacia muy desgraciado. El se sentía el pollo más infeliz del mundo. Su vida era solitaria porque nadie se atrevía a ser amigo de aquel gigantón bueno para nada. Un día un águila pasó por el lugar y le extrañó lo que vio así que decidió descender para comprobar que sus ojos no lo estaban engañando. Allí, muy cerca de él estaba un ejemplar de Águila adulta de un porte verdaderamente sin igual. Con voz tímida le preguntó, ¿Y tú, que haces entre esas gallinas y esos pollos? El águila-pollo, asombrada y temeroso de que semejante hermosura de Águila le dirigiera la palabra a él (el más feo de los pollos), le respondió: y donde más quieres que esté, soy un pollo y estoy donde ellos están. El Águila, le dijo, ven conmigo a la laguna…y el águila-pollo lo siguió. Ahora asómate al espejo de agua….El águila - pollo no podía creer lo que sus ojos veían. Abrió sus alas y se maravilló de lo robustas y hermosas que eran. Entonces llorando dijo: he sido un águila toda mi vida y no me había dado cuenta… Amigo, no seas como esta águila que vivió gran parte de su vida como un pollo cuando su destino era remontarse en las alturas. No dejes de soñar, ten fe en Dios y espera en El para la dirección de tus pasos. Busca ayuda en poder conocer los dones y talentos que Dios te ha dado. Date cuenta de lo que esta faltando a tu vida y declara: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” SI, SE PUEDE.

Pedro Sifontes
Conferencista y Entrenador de Liderazgo y Coaching. Fundador y Director del Centro de Liderazgo Creativo. Pastor del Centro Familiar Internacional Las Buenas Nuevas, Panamá.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

UN DIA NO DEBE TERMINAR CON ENOJO

Estimado amigo o amiga este mensaje va con el alma, pensé en qué compartir con ustedes y Dios puso en mi corazón un tema que tiene mucho que ver con nuestras relaciones. Tal vez la vida es más llevadera y saturada de amor en una relación a través de una red social por Internet; pero, pudiera ser muy dura y distinta en una relación de la vida real entre cónyuge, entre familias, en el trabajo, en la comunidad o entre las personas con quienes tenemos relacionarnos día a día.

Hoy una amiga me comentó sobre el enfrentamiento que tuvo con una compañera de trabajo y posiblemente tú has tenido uno con tu esposo o esposa o con alguien. Quiero recordarte lo que dice Dios en el Salmo 4:4 “¡Temblad y no pequéis! Meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad.” ¿Por qué nos conviene callar cuando estamos alterados?

El prójimo debe ser beneficiado con la bendición del justo. El que se acuesta enojado le da lugar al diablo quien cambia la indignación, justa o injusta, en agravio, rencor, fuente de ira, resistencia al perdón. La orden que se nos da es resistir al diablo en todo tiempo y en todas partes (Santiago 4:7). No se le debe dar ninguna oportunidad para aprovechar nuestra ira y lograr sus siniestros propósitos

EL ENOJO ESTA TOTALMENTE PROHIBIDO. Aunque tu ira parezca justa, no dejes que se mezcle con enojo. No permitas que la noche y el enojo duerman contigo, procura reconciliarte con la otra persona, aunque sea él quien haya sido el primero en ofender. Dios da un día a la vez para que practiquemos la justicia, tal vez el día que vives sea el último en tu vida, o el último del prójimo que debiste bendecir con tu amor y perdón. Lo importante es no tener cuentas con Dios que luego no podamos pagar sino merecer castigo eterno.

El apóstol Pablo dice en Efesios 4:26-31 “Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo… Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería, maledicencia y toda malicia. Antes sed bondadosos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.”
En las personas donde impera el amor no pueden cohabitar las siguientes perversiones:
• LA MALICIA. Es la perversa inclinación del pensamiento, la maligna o vil disposición que se deleita en infligir daño o herir al prójimo.
• LA MALEDICENCIA / CALUMNIA. Es el lenguaje ofensivo, sea contra Dios o en contra del prójimo. La lista sobre el uso de la lengua se resume en las palabras “juntamente con toda malicia”
• LA IRA. Es la indignación que domina, cuando el corazón ruge como un horno que arde. La gritería es la explosión violenta de una persona fuera de sí que comienza a gritar a otros
• LA AMARGURA. Es la disposición de una persona con la lengua aguda como una flecha y afilada como una navaja. Guarda resentimiento contra su prójimo y así le picha, estando siempre pronto a perder los estribos con respuestas que muerden o punzan.
• LA COLERA O FURIA. Es una fuerte pasión de antagonismo que se expresa por medio del estallido, la réplica acalorada. Ocurre en mala compañía de palabras tales como amargura y gritería, indica homicidio potencial

La vida esta llena de días maravillosos para toda persona, tu estado de ánimo no debe ser causal para destruir el futuro de tu cónyuge, de tus hijos, de tus amigos. Un proverbio chino dice “no maldigas la oscuridad, enciende una luz”. Cultiva la paciencia, dile a Dios que te controle, aprende a resolver conflictos con el amor de Dios. El apóstol Pedro dice: “Porque: «El que quiere amar la vida y ver días buenos, refrene su lengua de mal y sus labios no hablen engaño. (I Pedro 3:10).

Aquí tienen un amigo felizmente casado, padre de 4 hijos y, con mi familia, sirviéndole al Señor como pastor desde la edad de 20 años. Nuestro trabajo ha sido de continuo siempre: RECONCILIAR. Mi mejor fortuna, la que Dios me ha dado, son mi familia y mis amigos.

Colaboración: Pastor: Hageo Herrera - Puerto La Cruz Venezuela