Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2008

Si, se puede…

Esta es una frase que se escuchó mucho en las recién finalizadas elecciones de los Estados Unidos: “Yes, we can”, sin embargo esto no es un artículo político, es la continuación del articulo anterior: Bailando por un Sueño. Al escribir “SI, SE PUEDE” lo hago mayormente contestando a las personas que escribieron y preguntan que si es posible salir a bailar por un sueño.Muchos no lo creen, es común escuchar los siguientes juicios o pensamientos:
- Soy un fracaso, todo lo que hago no sirve.
- No le importo a nadie.
- Mi situación no me lo permite. (Puede ser física o financiera)
- En mi familia nunca nadie alcanzó un sueño.
- Si mi trabajo fuera otro.Cada uno de estos pensamientos lo que han hecho es alejarte de tus sueños, y lo que necesitas es creer que si se puede. Tú puedes obtener resultados extraordinarios con la bendición de Dios.La Biblia enseña: “Ahora, pues, permanecen estas tres virtudes: la fe, la esperanza y el amor. Pero la más excel…

UN DIA NO DEBE TERMINAR CON ENOJO

Estimado amigo o amiga este mensaje va con el alma, pensé en qué compartir con ustedes y Dios puso en mi corazón un tema que tiene mucho que ver con nuestras relaciones. Tal vez la vida es más llevadera y saturada de amor en una relación a través de una red social por Internet; pero, pudiera ser muy dura y distinta en una relación de la vida real entre cónyuge, entre familias, en el trabajo, en la comunidad o entre las personas con quienes tenemos relacionarnos día a día.

Hoy una amiga me comentó sobre el enfrentamiento que tuvo con una compañera de trabajo y posiblemente tú has tenido uno con tu esposo o esposa o con alguien. Quiero recordarte lo que dice Dios en el Salmo 4:4 “¡Temblad y no pequéis! Meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad.” ¿Por qué nos conviene callar cuando estamos alterados?

El prójimo debe ser beneficiado con la bendición del justo. El que se acuesta enojado le da lugar al diablo quien cambia la indignación, justa o injusta, en agravio, rencor,…