Necesito un Pastor

Necesito un Pastor, si un Pastor que busque el bien de mi alma aun con palabras duras.

Necesito un Pastor, si un Pastor que siempre sea sincero conmigo aun cuando esta molesto y no me de una sonrisa en publico y una puñalada y en lo oculto.

Necesito un Pastor, si un Pastor que busque ser igual a Jesús y no al predicador de moda.

Necesito un Pastor, si un Pastor que ame a toda su iglesia y que vele por nosotros y no solo por unos cuantos, los preferidos.

Necesito un Pastor, si un Pastor que me corrija, que me llame la atención y no que me ignore.

Necesito un Pastor, si un Pastor que nos lleve por sendas de la Biblia y no por las sendas del humanismo.

Necesito un Pastor, si un Pastor que predique a Cristo sin temor de cómo reaccione su iglesia.

Necesito un Pastor, si un Pastor que me de el ejemplo vivo de una vida limpia e integra.

Necesito un Pastor, si un Pastor en el que pueda ver a Jesús.

Necesito un Pastor, si un Pastor que se interese más por mis problemas que en mi bolsillo.

Necesito un Pastor, si un Pastor donde me pueda apoyar en los momentos difíciles y llorar sabiendo que guardara mis más íntimos secretos.

Necesito un Pastor, si un Pastor.

Ezequiel 34:6-15
Anduvieron perdidas mis ovejas por todos los montes, y en todo
collado alto; y en toda la faz de la tierra fueron esparcidas mis ovejas, y no hubo quien las buscase, ni quien preguntase por ellas.

Por tanto, pastores, oíd palabra de Jehová:
Vivo yo, ha dicho Jehová el Señor, que por cuanto mi rebaño fue para ser robado, y mis ovejas fueron para ser presa de todas las fieras del campo, sin pastor; ni mis pastores buscaron mis ovejas, sino que los pastores se apacentaron a sí mismos, y no apacentaron mis ovejas; por tanto, oh pastores, oíd palabra de Jehová.

Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo estoy contra los pastores; y demandaré mis ovejas de su mano, y les haré dejar de apacentar las ovejas; ni los pastores se apacentarán más a sí mismos, pues yo libraré mis ovejas de sus bocas, y no les serán más por comida.

Porque así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo, yo mismo iré a
buscar mis ovejas, y las reconoceré.

Como reconoce su rebaño el pastor el día que está en medio de sus ovejas esparcidas, así reconoceré mis ovejas, y las libraré de todos los lugares en que fueron esparcidas el día del nublado y de la oscuridad.

Y yo las sacaré de los pueblos, y las juntaré de las tierras; las traeré a su propia tierra, y las apacentaré en los montes de Israel, por las riberas, y en todos los lugares habitados del país.

En buenos pastos las apacentaré, y en los altos montes de Israel estará su aprisco; allí dormirán en buen redil, y en pastos suculentos serán apacentadas sobre los montes de Israel.

Yo apacentaré mis ovejas, y yo les daré aprisco, dice Jehová el Señor.

El Pastor les Guie por sendas de justicia
Colaboración: Carlos Moyano

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ENFERMEDAD DEL YOISMO, YO, YO, YO Y SIEMPRE YO.

18 Curiosidades Bíblicas – Nuevo y Antiguo Testamento

¿QUIENES ENTRARAN AL REINO DE LOS CIELOS?