Fe

"Es pues la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve." Hebreos 11:1 (RVR)

 Recibí esta comparación por mail y me pareció muy ilustrativa. Nos plantea un desafío de cómo queremos actuar:

 EL BUITRE

Si pones un buitre en un cajón que mida 2 m. x 2 m., y que esté completamente abierto por la parte superior, esta ave -a pesar de su habilidad para volar- será un prisionero absoluto.

 La razón es que el buitre siempre comienza un vuelo desde el suelo con una carrera de 3 a 4 m.

 Sin espacio para correr, como es su hábito, ni siquiera intentará volar sino que quedará prisionero de por vida en una pequeña cárcel sin techo.

 EL MURCIÉLAGO

El murciélago ordinario, que vuela por todos lados durante la noche, es una criatura sumamente hábil en el aire, pero no puede elevarse desde un lugar a nivel del suelo.

Si se lo coloca en el piso plano todo lo que puede hacer es arrastrase indefenso, dolorosamente, hasta que alcance algún sitio ligeramente elevado del cual se pueda lanzar hacia el aire. Entonces, inmediatamente despega para volar.







LA ABEJA

Al colocar a una abeja obrera en un recipiente abierto, permanecerá allí hasta que muera a menos que sea sacada de ahí.

Nunca ve la posibilidad que existe de escapar por arriba de ella, sin embargo persiste tratando de encontrar alguna forma de fuga por los laterales cercanos al fondo. Seguirá buscando una salida donde no existe ninguna, hasta que completamente se destruye a sí misma.

 LAS PERSONAS

 En muchas formas los seres humanos somos como el buitre, el murciélago y la abeja obrera.

Lidiamos con nuestros problemas y frustraciones sin nunca darnos cuenta que todo lo que tenemos que hacer es mirar hacia arriba.

Esa es la respuesta, la ruta de escape y la solución a cualquier problema. ¡Solo mirar hacia arriba!

 La tristeza mira hacia atrás, la preocupación alrededor y la depresión hacia abajo, pero la fe siempre mira hacia arriba.

 Para tus cárceles de hoy, Dios te ofrece potenciar tu libertad utilizando tu fe en Dios. Podes buscar otros caminos, podes intentar otras opciones. Pero definitivamente, la verdadera libertad de tu alma, solo vas a lograrla cuando puedas confiar plenamente en Dios. Ni buitre, ni murciélago, ni abeja, los seres humanos fuimos creados a imagen y semejanza de Dios

REFLEXIÓN – No seas animal, confía en Dios.

Un gran abrazo y bendiciones Dany
Visita nuestro Sitio Web: www.devocionalpc.com.ar
Suscribirte al nuevo grupo Devocional-PC escribiendo a:
Devocional-PC-subscribe@gruposyahoo.com.ar
nvita a un amigo a sumarse al grupo ahora en FACEBOOK,  encontrarme como Daniel Pérez Cliffe PC

Comentarios

Entradas populares de este blog

LOS SIETE PECADOS ABOMINABLES

LA ENFERMEDAD DEL YOISMO, YO, YO, YO Y SIEMPRE YO.

¿QUIENES ENTRARAN AL REINO DE LOS CIELOS?