A TU IMAGEN

Padre Santo, hoy quiero hablar contigo,
ante tus plantas estoy muy afligida
y mi alma ante Ti hoy se quebranta
pues Tu mirada en ella ha inquirido.

¿Qué hay de bueno en mi? Señor, ¡No hay nada!
Todo es vil, perverso, gloria vana,
límpiame, Señor, con Tu Palabra
como el viento a la estopa y quede ¡Nada!

Escudriña todos mis pensamientos,
muéstrame mis cuitas, mis errores
y que queden tan solo los dolores
por haberte ofendido en mi pecado.

Hazme humilde, sensible a Tu Palabra
que solo a Ti de gloria, a mi yo, nada
¿Pues que tengo que a Ti no he recibido?
Sin Ti, Señor me soy menos que hojarasca.

Úsame, Señor como instrumento
a tu Santa Voluntad muy sujetada,
doblegada mi cerviz tan elevada
y ante tu inmensa gloria este postrada.

Soy vaso de barro, no lo olvido,
mas si vives en mi seré llenada,
cansada estoy, Señor de ser ¨ yo ¨ misma,
Se Tu en mi y yo crucificada

Que solo a Ti te vean cuando hable,
que al andar te vean a mi lado,
entonces querran tenerte cerca
la gente que corre equivocada.

Ante Ti mi alma he derramado,
Tú me conoces, Tú mismo me formaste,
haz de mi, Señor, cual alfarero,
¨UN VASO DE BARRO MAS DE TI LLENO¨

Tomado de "El Divino Escultor" de Melita de Macchia

Comentarios

Entradas populares de este blog

LOS SIETE PECADOS ABOMINABLES

LA ENFERMEDAD DEL YOISMO, YO, YO, YO Y SIEMPRE YO.

¿QUIENES ENTRARAN AL REINO DE LOS CIELOS?